Azul

Llueve ahora y el cielo está gris

lo miro por debajo del pino de ramas azules

y de paso

recuerdo esos ojos.

Miré hasta el hartazgo resplandecer las estrellas en el lago

y sentada sobre la piel de la tierra, con sus olores y texturas

recuerdo ese nombre hasta el cansancio (lo invoco).

Días que pasan

ventanas intactas.

¿Qué es evocar sino desenterrar un recuerdo?

Sacarlo de su lugar, sacudirle la tierra

sacarlo de su contexto y dejarlo en un lugar extraño

que no le pertenece.

¿Perteneció a algún lugar alguna vez?

Pertenece este presente a algún lugar, me pregunto.

Qué hacemos con lo que se quiebra y viene como recuerdo quebrado

y ni siquiera con este presente podemos representarlo y

menos aún entender de qué se tratan sus formas.

Qué hacemos con lo que dejamos atrás

eso que

 de a poco se transforma en un engendro desconocido y amenazante.

A veces temo en las cosas que se van

más que nada por la forma en la que vuelven.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s