Eso que (no) te sigo diciendo

Un suave murmullo de vida crece

si tus palabras alcanzan mis oídos.

Palabras suspendidas que dan vueltas

y se sumergen en mi mar en calma.

Una pequeña ilusión se hace inmensa

cuando no me hablás.

En tu silencio puedo crear eso que no puedo decirte

eso que quiero y no puedo gritarte.

Unos cantos lejanos tienen lugar

cuando construyo esta realidad que me gusta imaginar.

Es una melodía repetitiva hasta el hartazo

pero es la única que conozco.

Tenés la dicha de no saber nada de esto

y yo tengo la (des) dicha de saberlo todo.

Invoco tu cara,

y esa imagen vive en los palacios de mi memoria

y está intacta, perpetua y atemporal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s